martes, 1 de febrero de 2011

miyaye



La planta florece en verano y comienzos de otoño.

Debido a sus efectos tóxicos su aprovechamiento ha sido prohibido en México por la Secretaria de Salud.

Entre las sustancias constituyentes pueden encontrarse alcaloides tropánicos, que pueden ser tóxicos, como atropina, hiosciamina y escopolamina, caracterizados por provocar reacciones anticolinérgicas y en cantidades mayores, causa síndrome atropínico.

Las hojas se usan en altares, los chamanes la fumaban junto con el tabaco para entrar en "trance". Evidencias arqueológicas y arqueobotánicas indican su presencia en contextos funerarios en el período alfarero temprano del centro de Chile. En la cultura mapuche existe la práctica de suministrar a los niños una vez en su vida esta planta, llamada miyaye en idioma mapudungun, para predecir su futuro de acuerdo al comportamiento que tengan al estar bajo sus efectos.

Es una planta psicoactiva y como la mayoría los psicotrópicos naturales posee factores neurotóxicos; ingerida causa locura irreversible (psicosis exógena caracterizada por alucinaciones); de todas las partes de este vegetal, las semillas son las más tóxicas, ya que más de 30 pueden constituir una dosis letal. Contiene los alcaloides: hiosciamina, escopolamina y atropina. La actividad anticolinérgica de estos alcaloides produce un delirio alucinatorio incontrolable de numerosas horas, cuando no la muerte, puesto que es la más venenosa de todas las solanáceas, potencialmente peligrosa incluso en su uso chamánico, aunque ha sido empleada para prácticas adivinatorias desde la antigüedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario